ventas@micom.mx   333 333 7387   (+ 52) 33 1089 9933

¡7 Consejos para Reducir la Interferencia en Redes PTMP de 5 GHz con Mimosa!

Con la banda de 5 GHz sin licencia, cada vez más congestionada, reducir la interferencia se vuelve cada vez más crítico para brindar un servicio inalámbrico confiable. Afortunadamente, las soluciones de mimosa® están diseñadas de manera única para ayudarle a administrar el espectro congestionado y brindar conectividad de clase mundial en cualquier entorno. 


Estos son nuestros consejos principales para reducir la interferencia de la red:


1. Comience con el espectro más limpio disponible. En las áreas donde tiene una licencia, o sus regulaciones locales lo permiten, los productos de rango extendido de frecuencia de mimosa® que operan en cualquier lugar de 4.9 a 6.4 GHz, pueden ayudarlo a salir del ruido de los canales estándar de Wi-Fi y a un espectro más limpio.


Si está limitado a usar bandas tradicionales sin licencia, pruebe U-NII-2. Los equipos de Wi-Fi de consumo generalmente funcionan en las partes inferior (U-NII-1) y superior (U-NII-3) de la banda de 5 GHz. 


2. Reduzca el ancho de banda del canal para evitar altas tasas de error de paquetes. Cuando están disponibles, los tamaños de canal de 80 MHz de mimosa® ofrecen velocidades inalámbricas que compiten con la fibra. Pero como se señaló, la interferencia de 5 GHz puede hacer que el uso efectivo de estos canales anchos sea un desafío, si no es que virtualmente imposible. Si no tiene un canal limpio de 80 MHz, la ejecución en canales más estrechos de 40 o 20 MHz puede evitar altas tasas de error de paquete (PER), y significa la diferencia entre un funcionamiento confiable y responder llamadas de atención al cliente.


3. Estreche el patrón de la antena del punto de acceso. La interferencia puede ingresar al punto de acceso desde radios colocadas o desde la recepción de señales en un ángulo demasiado amplio. En el primer caso, es crítico encontrar una antena con buen rechazo del lóbulo lateral. En el segundo, los operadores se han movido hacia antenas sectoriales cada vez más estrechas, y más recientemente a antenas de bocina. Las antenas de bocina tienen un excelente rechazo del lóbulo lateral, aunque el patrón de recepción simétrica compromete la ganancia de la antena. La elección inteligente es una antena sectorial.


4. Use antenas de cliente de alta ganancia. La interferencia puede ingresar a la radio del cliente desde fuentes de Wi-Fi dentro de la casa, o desde la recepción de la señal en un ángulo demasiado amplio. Se debe utilizar la antena de mayor ganancia que satisfaga el presupuesto y la estética del suscriptor. Los mejores diseños de antenas “entierran” la alimentación dentro de la parábola o cubierta, como un medio para mejorar el rechazo del lóbulo lateral. Al rechazar las señales fuera del eje, la radio del cliente se vuelve menos susceptible a la interferencia que se origina dentro de la casa del suscriptor o en las casas adyacentes u otros puntos de acceso cercanos. 


5. Establezca el punto de acceso en modo “AGC automático”. Las radios mimosa® están diseñadas para desensibilizar la recepción de paquetes, tanto en el cliente como en el punto de acceso, de modo que solo las radios en la misma red activarán de manera confiable la recepción de paquetes. Sin esto, un receptor basado en Wi-Fi ‘completamente abierto’ activará la recepción en prácticamente cualquier señal por encima del nivel de ruido; esto bloquea efectivamente la recepción de los paquetes deseados, ya que el receptor puede quedar atado tratando de decodificar los paquetes de interferencia que llegan antes del paquete real.


6. Seleccione canales de Wi-Fi no estándar. Las radios Wi-Fi funcionan en canales que se incrementan en 20 MHz. Siempre es mejor evitar estos canales, en lugar de elegir los tres canales intermedios separados por 5 MHz. Cuando una radio basada en Wi-Fi recibe paquetes como balizas en el mismo canal, decodificará completamente estos paquetes aunque esa radio no sea parte de la misma red. La recepción de estos paquetes puede tomar 1 ms (1000 uS) o más.


7. Cambie las radios de mimosa por 5 MHz cuando reutilice el espectro. La reutilización del espectro es una herramienta poderosa para maximizar la capacidad de la red, pero requiere una cuidadosa selección de antenas, orientación de patrones y, por supuesto, modos de temporización compatibles. Al igual que con el uso de canales de Wi-Fi no estándar, es bueno minimizar el impacto de una posible autointerferencia al compensar la asignación del canal del punto de acceso en solo 5 MHz. Aunque la mayoría del espectro seguirá siendo común entre las redes, el cambio asegurará que la radio no pueda decodificar completamente los paquetes interferentes.


¡Esperamos que estos consejos lo ayuden a construir e implementar con éxito aún más soluciones punto a multipunto de mimosa® en su red!